Lloros, enfados, acostarse pronto, levantarse pronto,emociones a flor de piel revoloteando por casa…Si papis y mamis, la vuelta al cole ha llegado y con ello volver a los hábitos que dejamos hace…cuanto? nos acordamos? os lo digo, dos meses y 17 días!!

Llegados a septiembre, tenemos que recuperar esos hábitos que dejamos atrás por el mes de junio pero, primero, como padres nos tenemos que hacer una pregunta: ¿Qué nos ocurre a nosotr@s cuando volvemos de vacaciones? no mas lejos de la realidad, si tenemos de 2-3 semanas de vacaciones, la vuelta se nos hace cuesta arriba ¿porqué? Desconectamos, nuestro cuerpo coge unos hábitos de relajación, de descanso…y la vuelta se nos hace dura porque de repente nos ponemos “el mono de trabajo”, a la rutina diaria y nos cuesta, cierto? Lo que llamamos –sindrome postvacacional

Poniéndonos en los zapatos de nuestros hij@s ¿Somos conscientes que después de 14 semanas de vacaciones como si estuvieran en un todo incluido tengan pocas ganas de volver verdad? yo lo tendría, por ello os voy a dar una serie de pautas que deberías ir introduciendo poco a poco para que la vuelta al cole o instituto sea mas llevadera. Seria conveniente que estas pautas se fueran introduciendo de 15 a 20 días antes del comienzo escolar para que nuestro maravilloso cerebro encienda el ON.

– La mas importante, volver a nuestras horas de sueño, a coger el hábito de acostarnos pronto y levantarnos a unas horas aproximadas a las que nos levantaremos mas hacia delante. La falta de sueño afecta tanto a los adultos como a los niños y provoca malhumor, cansancio, falta de atención, falta de autocontrol de nuestras emociones… volver a este hábito sería la primera pauta a llevar a cabo para que nuestros hij@s tengan una mejor adaptación.

– En líneas generales ¿Es coherente y necesario la cantidad de material escolar que estrena un alumn@ en el inicio de curso? Pararos por un segundo y recapacitemos. Hacer un listado del material escolar que tenemos y si se le puede dar utilidad del curso anterior. A partir de esta lista, añadiremos lo que nos hace falta y lo que no. Recordar que la cuesta de Septiembre puede ser mas llevadera si tenemos una mejor educación financiera. El gasto será mucho menor.

– Establecer un horario semanal. La organización es la clave para cumplir todas las tareas que tiene cada uno y llevarlas al día. Es importante consensuar en familia los horarios semanales y tener establecidas las horas de estudio, actividades extraescolares, además de las tareas en casa que corresponden a cada uno. Este último, es muy importante porque ayuda a nuestros hij@s a ser responsables y tener una disciplina. Transmitir confianza y responsabilidad a los peques ayuda a que su confianza y autoestima aumente.